Implementación del programa CARDIO 50 en los países pilotos del proyecto Young50

//Implementación del programa CARDIO 50 en los países pilotos del proyecto Young50

Implementación del programa CARDIO 50 en los países pilotos del proyecto Young50

Lituania, Rumania y Luxemburgo, países piloto del proyecto, han participado en varias actividades para implementar la buena práctica de CARDIO 50 en sus sistemas de salud.

En el proyecto Young50 se transferirá el modelo italiano de cribado de enfermedades y riesgo cardiovascular, CARDIO 50, a tres países europeos Lituania, Rumania y Luxemburgo. El objetivo es implementar esta buena práctica adaptada a cada país garantizando su sostenibilidad y aplicabilidad. El Instituto Kronikgune, socio del proyecto, es el responsable de apoyar a los tres países en el análisis de la situación, evaluación de la viabilidad y necesidades, y así como ayudar en la definición de los planes de acción para una exitosa implementación del programa CARDIO 50.

Una de las actividades llevadas por el Instituto Kronikgune junto con Lituania, Rumania y Luxemburgo ha sido el análisis de la situación actual y contexto del sistema de salud de cada país mediante el análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades). A partir del método analítico, se han identificado y categorizado los factores internos (Fortalezas y Debilidades) y factores externos (Oportunidades y Amenazas) más importantes que pueden influenciar a la implementación del programa de prevención cardiovascular. El análisis ha permitido definir acciones estratégicas y establecer prioridades en relación con el despliegue del programa CARDIO 50 en cada país.

Como resultado a nivel interno, los pilotos señalan como una fortaleza el conocimiento previo o el “know-how” en programas de prevención, y disponer de un personal con experiencia y cualificado para poder abordar la implementación de la buena práctica. Asimismo, el proyecto y la financiación que proporciona el proyecto se consideran oportunidades que permitirán la implementación de CARDIO 50, que de otra manera sería más dificultoso y lento.  En cuanto a las barreras, no disponer de tecnologías que puedan automatizar el seguimiento de los participantes, o el proceso de aprendizaje en el uso de las tecnologías son algunas de las debilidades identificadas. Crear o impulsar nuevas sinergias con otras organizaciones y la posibilidad de desarrollar nuevos proyectos nacionales centrados en la prevención de enfermedades cardiovasculares y relacionadas con CARDIO 50 predominan como factores externos positivos. También se mencionan como oportunidades, el poder realizar actividades de comunicación y difusión para sensibilizar y aumentar los conocimientos de la población sobre cuestiones de prevención en enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, la sobrecarga de los profesionales de la salud es un factor que puede obstaculizar la captación de participantes, despliegue y pilotaje del programa en los tres países.

Basados en las prioridades identificadas mediante el análisis DAFO y con la ayuda del Instituto Kronikgune, Lituania, Rumanía y Luxemburgo han definido su “Programa de Prevención Local YOUNG50” y desarrollado un plan de acción para guiar la implementación de CARDIO 50 a nivel local. Una vez definidos los Planes de Acción, los tres países están elaborando una minuciosa planificación de las actividades necesarias, para poner en marcha la implementación del programa CARDIO 50 en sus sistemas de salud.

Si quieres conocer mejor el proyecto y seguir su progreso visita su web oficial https://www.young50.eu/

Por |2020-06-03T08:49:59+00:0025 mayo 2020|