Dan comienzo las sesiones educativas para los adolescentes de 12 a 14 años y sus familiares dentro del proyecto europeo Pre-Start.

//Dan comienzo las sesiones educativas para los adolescentes de 12 a 14 años y sus familiares dentro del proyecto europeo Pre-Start.

Dan comienzo las sesiones educativas para los adolescentes de 12 a 14 años y sus familiares dentro del proyecto europeo Pre-Start.

50 adolescentes y sus familiares han sido incluidos dentro del programa de promoción de la salud y modificación de hábitos de vida, donde se abordarán tres áreas básicas: la alimentación, la actividad física y la salud emocional.  

pre-start-intervencion-individual-sesiones-educativasEste programa ha sido desarrollado dentro del proyecto europeo Pre-Start, Prevention Strategies for Adolescent at Risk of Diabetes, en el que Kronikgune en colaboración con Osakidetza participan como socios. Para la puesta en marcha de la intervención, se ha diseñado un programa de promoción de estilos de vida saludables que está dirigido a prevenir el riesgo de desarrollo de Diabetes Tipo 2 entre los adolescentes.

La intervención de Pre-Start se ha implementado en tres organizaciones de Osakidetza: OSI Tolosaldea, OSI Bidasoa y OSI Donostialdea. Las dos primeras organizaciones actúan como grupo control, por lo que los 50 adolescentes reclutados para el estudio recibirán el seguimiento habitual que ofrece el Sistema de Salud Vasco. En cambio, en la organización OSI Donostialdea, seleccionado como grupo intervención, se ha incorporado este programa para realizar el seguimiento de los pacientes. De esta manera, en los centros de salud pertenecientes a la OSI Donostialdea, los pediatras participantes en el estudio han seleccionado 50 adolescentes con factores de riesgo para desarrollar Diabetes Tipo 2, exceso ponderal y comportamiento sedentario.

El programa consta de ocho sesiones educativas y serán impartidas por nutricionistas expertas en la materia durante ocho semanas consecutivas. En todas las sesiones se trabajarán tres áreas básicas, la alimentación mediante la explicación de los grupos de alimentos, tipos de nutrientes, el balance energético o el plato saludable, la importancia de hacer actividad física diaria organizando diferentes juegos y actividades en cada una de las sesiones, y por último el refuerzo emocional, desarrollando actividades para obtener una mayor confianza en sí mismos y consiguiendo la cohesión grupal y confianza en el grupo.

De la misma manera, durante el programa los adolescentes también trabajarán y aprenderán los principios de una alimentación saludable, como aumentar la actividad física, como disminuir el sedentarismo, saber trabajar el autocontrol, cómo mejorar de la imagen corporal, aprender a comunicarse, saber solucionar los conflictos y la asertividad, entre otros. Para abordar todos estos temas se utilizarán técnicas cognitivo-conductuales y psicodinámicas. En cuanto a las sesiones organizadas con los familiares de los adolescentes reclutados, se impartirá la misma materia educativa. Se intentará aumentar la conciencia sobre la problemática del exceso de peso que padecen sus hijos e hijas, y lo importante que son los cambios de estilo de vida en el entorno familiar.

Una vez terminado el programa, se organizarán sesiones recordatorias para una mejor adherencia de todo lo aprendido en el programa.

Este estudio y la puesta en marcha de este programa ayudarán a evaluar si la intervención diseñada promueve cambios de estilo de vida en los adolescentes con factores de riesgo para desarrollar Diabetes Tipo 2 y su entorno familiar.

Si quieres saber más del proyecto, clica aquí.

Por |2016-03-14T12:25:45+00:003 febrero 2016|