Euskadi lidera el proyecto europeo ADLIFE para la mejora de la salud y la calidad de vida de las personas mayores con enfermedades crónicas avanzadas en el que participan nueve países europeos

//Euskadi lidera el proyecto europeo ADLIFE para la mejora de la salud y la calidad de vida de las personas mayores con enfermedades crónicas avanzadas en el que participan nueve países europeos

Euskadi lidera el proyecto europeo ADLIFE para la mejora de la salud y la calidad de vida de las personas mayores con enfermedades crónicas avanzadas en el que participan nueve países europeos

Kronikgune coordinará durante cuatro años un consorcio formado por 11 socios de nueve países europeos

La reunión de inicio del proyecto se ha celebrado en Bilbao, los días 21 y 22 de enero, con la presencia de la Consejera de Salud del Gobierno Vasco y la participación de más de 40 investigadores de 9 países. Nekane Murga,  ha destacado la labor que realiza Euskadi en el ámbito de la investigación sanitaria, y ha querido poner en valor el nuevo proyecto que permitirá definir “nuevas estrategias para la evaluación y detección temprana de enfermedades en personas mayores”.  Desde hace años, el Gobierno vasco apuesta fuertemente por el envejecimiento activo, con una estrategia centrada en las personas, sus derechos y sus responsabilidades, como parte activa de la sociedad. Un trabajo que en septiembre del 2019, recibió el reconocimiento de la Comisión Europea, a través de un certificado de excelencia por su acción innovadora ligada a este ámbito.

La esperanza de vida de las personas con enfermedades crónicas ha crecido en numerosos países de forma significativa debido entre otros factores a los avances de la ciencia médica. Los sistemas sanitarios se enfrentan restos como conseguir que el paciente tenga una vida lo más independiente posible; prestar apoyo a los cuidadores, que soportan una carga de trabajo cada vez mayor y crear sistemas sanitarios y sociales sostenibles.

ADLIFE (“Integrated personalized care for patients with advanced chronic diseases to improve health and quality of life”) nace con la premisa de hacer frente a estos retos, y apoyar y mejorar la calidad de vida de los pacientes con enfermedades crónicas avanzadas. Su objetivo principal es proporcionar una atención integrada, coordinada, anticipada y personalizada a las personas mayores con enfermedades crónicas avanzadas.  El proyecto, está dirigido a pacientes mayores de 55 años con enfermedad grave, crónica, y una reducción potencial de la esperanza de vida por la disminución de sus funcionalidades y capacidades.

ADLIFE se desplegará a través de proyectos piloto en siete países y sistemas de salud que incluyen Euskadi (Osakidetza), Reino Unido (NHSL Lanarkshire), Dinamarca (Southern Denmark), Polonia (FALKHOSP Lower Silesia), Alemania (Werra-Meißner Kreis), RJH-Suecia (Region Jämtland Härjedalen) e Israel (Maccabi Healthcare Services). Está prevista la participación de unos 600 profesionales sanitarios de 75 hospitales, clínicas y servicios de atención primaria, y más de 800 pacientes y más de 1200 cuidadores.

A lo largo de cuatro años se desarrollará una solución innovadora que facilitará la personalización de los planes de atención, y mejorará la capacidad de respuesta rápida y temprana a las necesidades y preferencias, variables a lo largo del tiempo, de estas personas. ADLIFE ofrecerá servicios de apoyo para la toma de decisiones clínicas, que además de proponer el tratamiento, permitirán la identificación con mayor precisión de los síntomas y necesidades cambiantes de los pacientes y generarán alarmas dirigidas a los profesionales de salud. Así mismo, facilitará la prestación de servicios específicos que permitan una mayor participación del paciente en la gestión de su salud.

Además, las soluciones ADLIFE incluirán una plataforma de gestión de Planes de Atención Personalizada; servicios de apoyo a la toma de decisiones clínicas; soluciones de interoperabilidad; y una plataforma de empoderamiento de pacientes. El proyecto utilizará soluciones digitales personalizadas y de apoyo desarrolladas en los proyectos europeos H2020, C3-Cloud y Power2DM, y que han sido validadas en sistemas de salud reales de diferentes países europeos, entre ellos Osakidetza.

Cobertura en los medios: 

 

Por |2020-02-13T14:59:49+00:0023 enero 2020|